jueves, 23 de septiembre de 2010

Vivencia: Dispositivos Lúdicos @ Isla de Los Inventos

> Fecha: SÁBADO 19 DE SEPTIEMBRE 2010
> Asunto: RELATO SOBRE EXPERIENCIA DE TRABAJO SOBRE "COORDINACION Y RE-FUNCIONALIZACIÓN DE UN DISPOSITIVO LUDICO ELEGIDO DE LA ISLA DE LOS INVENTOS"
> Texto por: CAROLINA CONDITO

......................................................................................

Sobre el sábado 19/09 (Mi Experiencia):

Jornada que arranca con viento en contra para los que la arrancamos en bicicleta... (calma calma, que cuando hay viento es indicio de movimiento...)
La propuesta: continuidad con lo vivenciado durante la noche de viernes. Piero a la cabeza, un hombre “del hacer”, según sus palabras, quien nos acercó a algo que muchos intuimos, pero que (por suerte) las fichas siempre siguen cayendo...

Qué es un dispositivo lúdico? Qué decimos cuando decimos ello? Qué produce? Qué posibilita? Qué se necesita para….?
Poner en cuerpo, tranquilos..., aparece, el cuerpo tarde o temprano aparece…
Sistematizando un poco: En grupos, elegir un dispositivo de los que existen en la Isla de los Inventos, anotarse, reunirse, y con ayuda de coordinador a cargo,  transitarlo... y desde allí, proponer OTRO. Está el espacio, están los objetos, está el grupo... con su heterogeneidad y multiplicidad característica... ¿Qué componemos? ¿Qué traemos con nosotros? ¿Qué sucede cuando traigo algo, lo comparto,  contagio, me contagio con lo del otro….?

Mi experiencia, con la fábrica de cerámica.
(Devenido Taller del proceso de creación de un mundo, mi mundo, tu mundo, nuestro mundo. Con mis manos con las tuyas, con las nuestras...)

El dispositivo  fábrica de cerámicas trabaja un poco sobre la idea de producción y cadena de montaje, según entendimos, puesto que hay mesas de trabajo donde los jugadores pueden ir acercándose a una parte del proceso de realización , por ejemplo de un azulejo (también están las posibilidades de tres o cuatro objetos más). Puede ocuparse del amasado, del cortado y decorado,  (el esmaltado casi siempre queda a cargo de los coordinadores). Por las características de la tarea y del proceso, nadie se lleva el objeto finalizado... es simplemente vivenciar y poner el cuerpo en esta tarea... (Cuando digo simplemente, claro, estoy simplificando, el dispositivo produce mucho más que ello) (Están las ideas de fábrica, y sus imaginarios; la idea de trabajo manual; la idea de cooperación... etc. etc. etc....)

Y Nosotros:
Sentimos que algo del orden de la necesidad de “embadurnarse las manos” que ligamos mucho al barro y a la cerámica que no aparecía. Sentimos que la idea de proceso y trabajo con otros necesitaba una “vuelta de tuerca” (o segunda cocción, para estar más afín a la materialidad del dispositivo)

Propuesta inicial del grupo
:
(Luego de idas y vueltas, ideas/afectos acerca de qué era para nosotros el proceso, qué queríamos  generar —empezar por ello, por el juego, es un buen inicio, según consejo de nuestros docentes—; a qué nos gustaría jugar, tal vez...)
Pensamos una puesta en escena: una gran mesa con un montaje  a partir de los objetos  realizados con cerámica ya terminados... que de alguna manera  eran nuestro mundo. La mezcla, otra vez. Al lado, juntamos tooodas las mesas en una sola de trabajo: en el centro: una gran masa de barro, tapada con una tela. Los invitaríamos a que cada uno sacara un pedazo de ella, y desde allí trabaje libremente, desde el disparador: ¿qué tiene mi mundo? ¿qué me imagino?... Circularmente trabajando de manera individual y a la vez mirando el trabajo de los otros.  Luego, pasarían a la etapa final que será conjugar cada objeto del mundo individual en un mundo colectivo (la idea que los objetos, al juntarse dijeran “otra cosa” era algo que nos con-movía desde un principio). Montaje. De la masa junta, a lo individual, para volver a reunir. El mundo tendría que tener lugar para cada mundo personal.

En el hacer la propuesta se enriqueció mucho...
—Cuando llegaron, los invitamos a silenciar un poco el murmullo con el que venían (había que acercarse al barro...)
Mirar desde distintos niveles y perspectivas esa puesta en escena de objetos que estaba sobre una de las mesas... Introspección. Qué me pasa con ese mundo ya  armado?
Ahora sí,  la mesa con el gran barro. Había que prepararse... Ta-ta-ta—tatá... devino un juego de palmas, conmigo, con la mesa, con el otro... Romper el hielo, predisponer a la acción...
—Y ahí, invitación a arrancar un pedazo de “eso” para imaginar y materializar… Silencio y calma, por momentos miradas... invitación a compartir... qué veo en ese mundo del otro...?
Algunos minutos, para montaje final, mundo donde quepan todos los mundos... Y espontáneamente se nos ocurrió el tema de un título, un relato, cual cadáver exquisito que se iría con-formando a partir de la sumatoria de las impresiones de cada uno: Así, sin pensar demasiado, qué les produce ver  esto, hacerlo... qué ven, qué escuchan...?

Creerán si les digo que me sorprendieron, otra vez…?


Carolina Condito

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada